sábado, 18 de Agosto de 2018
Estados Unidos Mexicanos  Andorra República Argentina República de Bolivia República Federativa del Brasil República de Colombia República de Costa Rica República de Cuba República de Chile República Dominicana República del Ecuador República de El Salvador Reino de España República de Guatemala República de Honduras Estados Unidos Mexicanos República de Nicaragua República de Panamá República del Paraguay República del Perú República Portuguesa República Oriental del Uruguay República Bolivariana de Venezuela

 

 DECLARACION DE EXPERTOS
NOTA DE PRENSA


Casa de América


Talleres

Mesas 29


Antonio Burgueño e Norberto Larroca en
Hospitakes de Madrid  INTERVENCIONES


Coloquio en San Ildefonso
IMPRENSA    FOTOS
 

Discursos integros  TRINIDAD JIMÉNEZ     JUAN GUEMES    OUTROS     FOTOS

 
De izquierda a derecha, Pepe Soto, que se ha dejado la piel para lograr el éxito que
ha constituido este Congreso; Ignacio Para, Juan Abarca Cidón, Manuel Hidalgo,
J. Gómez       REPORTAJE    FOTOS

Decálogo de manifestaciones, propuestas y recomendaciones:
1º Hacer constar el derecho universal de los ciudadanos a una asistencia sanitaria eficaz, equitativa y en el momento oportuno.
2º Reclamar de las Administraciones Públicas de Salud y los responsables políticos, así como de los medios de difusión, la consideración de Toda la Sanidad como Sanidad Pública, independiente de que la provisión de los Servicios sea de gestión privada o estatal.
3º La Administración Pública debe velar por la Salud de los Ciudadanos y fomentar las iniciativas de los mismos en pro de las mismas ya sea a nivel individual como mediante asociaciones civiles o iniciativas empresariales, sumándolas a las iniciativas del Estado de cada País.
4º La Incorporación de modelos de gestión ágiles y competitivos en relación con la calidad de los servicios y la eficiencia económica, tanto en los centros de propiedad y gestión pública como privada, estableciendo modelos de colaboración y competitividad.
5º Promover la formación de los ciudadanos en materia de salud, tanto para que asuman hábitos saludables como para que se corresponsabilicen en la prevención de enfermedades y en el seguimiento de los tratamientos terapéuticos.
6º Promover la formación de los ciudadanos en el uso de la información médica disponible en internet con el fin de que puedan discernir a dónde acudir con información segura y fiable.
7º Promover la formación de los profesionales en el uso de las nuevas tecnologías de la salud, con el fin de que éstas se puedan utilizar de la manera más eficiente y eficaz, rentabilizando al máximo las inversiones.
8º Establecer los medios necesarios para garantizar la formación continuada de los profesionales de la salud y la integración de sus actividades asistenciales en un contexto de participación en la investigación y la innovación.
9º Solicitar de las Autoridades Públicas el reconocimiento de los profesionales de la salud como autoridad pública, con el fin de favorecer una correcta relación en el desarrollo de su actividad asistencial con los pacientes.
10º Establecer sistemas de compensación para los profesionales de la salud en función no solo de la actividad desarrollada sino también de los logros conseguidos.

ANTONIO FERREIRA, DEL SAO JOAO DE OPORTO
"La medicina basada en la evidencia es cosa del pasado"

La influencia de la industria farmacéutica en los ensayos clínicos y en las guías de práctica hacen que el paradigma de la medicina basada en la evidencia esté obsoleto y deba cambiar para convertirse en medicina basada en la asistencia y en investigación independiente.

Rosalía Sierra - Viernes, 2 de Octubre de 2009 - Actualizado a las 00:00h.

La sociedad cambia, los pacientes cambian, la sanidad cambia; incluso lo hace el propio concepto de la labor asistencial: "La medicina basada en la evidencia es un paradigma del pasado que hay que cambiar, porque se sustenta sobre ensayos clínicos que responden a las necesidades de las empresas productoras de fármacos, no a las de la práctica clínica", ha sostenido Antonio Ferreira, presidente del Consejo de Administración del Hospital Universitario de Sao Joao, en Oporto (Portugal).

Ferreira, que ha participado en la mesa redonda Tecnología y gestión de la Conferencia General Iberoamericana sobre Gestión Hospitalaria y de Servicios de Salud, que ha celebrado la Fundación Bamberg en Madrid, tiene más objeciones a los ensayos clínicos: "Los artículos que se publican son sólo los que hablan de resultados positivos, y los criterios poblacionales de inclusión en los estudios no suelen corresponder con la realidad clínica".

A su juicio, es necesario un cambio profundo en la gestión de medicamentos y productos farmacéuticos, "en el que los gestores tienen un papel fundamental: el de involucrar a los profesionales en la mejora de la eficiencia". Este cambio implica también a la logística, dado que Ferreira se muestra en contra de las centrales de compras "que basan los criterios de adquisición sólo en la cantidad". Lo que debe hacerse, opina, es "crear una nueva política de consumo, ya que no todos los productos son necesarios en todas partes. Los propios profesionales deben definir los medicamentos que sean precisos y elaborar guías y protocolos internos", ya que las guías de práctica clínica habituales también "están tremendamente influidas por la industria".

El portugués aventura una solución: "Los ensayos clínicos deberían integrarse en la práctica diaria, de modo que se pueda averiguar si los fármacos realmente funcionan". Así sería posible llegar a "la individualización terapéutica y a la investigación independiente".

Privacidade  |  Condições de Utilização
Copyright 2009 by Fundacion Bamberg and Apegsaude